e-mail: jorestes@gmail.com Movil: 985384198

Cosas que no se dicen de los clientes (freelance)

no-rompan-los-kinotosLos diseñadores o desarrolladores web independientes (freelance) se tienen que enfrentar a algunas cosas y actitudes poco agradables de los clientes al asumir trabajar para ellos en sus proyectos. Son gajes del oficio pero que a veces pueden llegar a provocar caídas de cabello y malas digestiones, estas son 5 cosas que con regularidad son características y comportamientos similares de cliente a cliente “rompecabezas”:

No tiene mucho dinero, te dirán que no tienen dinero, o ambos

Nunca he encontrado un cliente que diga: “Haz lo tuyo tienes carta libre en el presupuesto, yo me encargo del dinero para el proyecto”. La mayoría de las veces en realidad no hay un presupuesto, o el cliente piensa en algo más barato (95%).
Si queremos manejar mejor el tema del presupuesto podemos calificar al cliente por teléfono antes de planear una reunión personal.

No importa que pierdas tu tiempo, ellos imaginan que es un costo de hacer negocios para el freelance

Si piensa que le dirán que no lo contratarán cuando esa idea se les pase por la cabeza, piénselo de nuevo.
Existe la equivocada y triste idea de que a los diseñadores se les paga para proporcionar información y asesoramiento gratuitos. A veces se les paga y, a veces no, es sólo el costo de hacer sus negocios.

Algunos clientes potenciales hacen esto intencionalmente para obtener ideas gratis o información (chupasangres), otros ni siquiera pueden ser conscientes de lo que estan haciendo.
En cualquier caso, usted tiene que aprender a calificar a sus clientes antes de invertir mucho tiempo en ellos. Y no creer cuando le digan, “estoy casi seguro de que vamos a contratarte”, es basura, hasta que no haya un contrato en la mano.

No son tan inteligentes como tú

Generalmente cuando se trata de Marketing y diseño web/gráfico, la mayoría de los clientes están completamente desorientados.
Algunos clientes son honestos al respecto y simplemente dicen la verdad: que no saben (movimiento inteligente), y otros tratan de fingir que saben – algo que les hace parecer más tontos aún.

De lo que tiene que darse cuenta el diseñador es que él es el experto. Usted necesita que sus clientes lo crean, empezando por uno mismo.

Creen que el papel del diseñador es “leer su mente”

Los desarrolladores/diseñadores no son adivinos (y si lo fueran tendrían que pagarle extra por ese trabajo), la mayoría de los clientes no tienen la menor idea de lo que realmente quieren y en el mejor de los casos los clientes tienen una idea aproximada de lo que están buscando. Los casos más patéticos son aquellos en el que tienes que averiguar que están buscando antes de siquiera firmar un contrato.
La mayoría supone que el papel del diseñador es leer su mente y adivinar lo que de alguna manera han estado esperando y soñando. A esto se llama “diseño de concepto” y debe ser manejado y se facturará de manera muy diferente que el diseño típico, no es que el diseñador sea metalizado, sino que “sabe trabajar”.
A menudo oirá decir a un cliente: “No sé lo que quiero, pero si algo me gusta del diseño, lo sabré”.
O grandioso!, osea que si tengo la remota posibilidad de leer tu mente y hago algo parecido a lo que quieres, tal vez lo reconozcas, ¿y si no?.

Como diseñador tendrá que convencer al cliente de que desempeñe un papel activo en el éxito del proyecto y, en concreto que necesita ofrecerle ejemplos e ideas de la dirección creativa que ellos quieren que usted tome.

Siente que una vez que ha pagado (incluso si fue hace años), se les debe apoyar “gratis”

Asi acabe de terminar un proyecto o haya trabajado con alguien hace muchos años, este lo buscará para pedirle su consejo de manera gratuita.
A los clientes no les importa (o incluso consideran) que no lo han contratado para un proyecto en años, sienten que desde que lo contrataron en el pasado, usted es su “personal” y debe sentirse obligado a ayudarlos.
Para frenar este tipo de comportamiento tendrá que ser directo con los clientes, y decirles que estará encantado de ayudarles; que les va a proporcionar un presupuesto para el proyecto e incluir en su programa de diseño tan pronto como usted tenga un cupo disponible.

En suma como en todo tipo de profesión se encuentra todo tipo de personas, la mayoría de los clientes no son intencionalmente codiciosos o desagradable, pero generalmente tratan de obtener el máximo de sus diseñadores por tan poco como sea posible.
Su meta como un diseñador debe ser proporcionar un buen servicio a sus clientes por una tarifa justa a cambio.
Dado que esos objetivos no coinciden, es importante aprender a protegerse y proteger sus derechos como diseñador, porque sus clientes no lo hará por usted.

“La gente te tratará de la manera que dejes que te traten”.

Es la esperanza del autor que en el aprendizaje de esta información el lector pueda rescatar y mejorar sus decisiones, para su beneficio y el de su negocio.
Adaptado de 5 Rotten Things No One Else Has Told You About the Clients Work for

Related Posts with Thumbnails

One response on “Cosas que no se dicen de los clientes (freelance)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Additional comments powered by BackType